Qué es un seguro de vida

curved image overlay

Qué es un seguro de vida

Un seguro de vida es una manera en que puedes proporcionar dinero a tus seres queridos en caso de que fallezcas. Es un contrato entre tú y una compañía de seguros, como Catholic Financial Life. Tú te comprometes a pagar primas. Nosotros nos comprometemos a brindarte cobertura de seguro en caso de tu muerte. Puedes considerarlo como un servicio de suscripción: mientras pagues las primas, estarás cubierto.

¿Cuáles son los diferentes tipos de pólizas de seguro de vida?

Si has investigado los seguros de vida, probablemente has oído términos como "vida a término", "vida permanente", "vida universal".

A nivel general, hay dos tipos básicos de seguro de vida que puedes elegir: A término y permanente. El seguro de vida a término tiene una duración fija. El seguro de vida permanente, también conocido como seguro "con valor en efectivo", es un seguro de vida que tiene un componente de ahorro. Varios tipos distintos de pólizas entran en la categoría de seguros permanentes: seguros permanentes, variables y universales.

Term Vs Permanent Life Insurance

¿Qué es el seguro de vida a término?

El seguro de vida a término es un seguro de vida en su forma más pura y simple. El seguro de vida a término te ofrece una forma económica de brindar la protección de un seguro de vida a tus seres queridos. Tiene un propósito: ayudarles a ti y a tu familia a alcanzar sus metas, ya sea liquidar tu hipoteca, cubrir estudios universitarios, pagar préstamos estudiantiles, sostener a tu familia o reemplazar tus ingresos en caso de que fallezcas.

Puedes visualizarlo como una red de seguridad financiera, que se extiende un período de tiempo, o "término", de tu elección, que suele ser de 10, 20 o 30 años. Haces el mismo pago mensual, y si falleces en ese plazo, tus beneficiarios recibirán el pago acordado previamente.

Al final de tu período de cobertura, tu cobertura terminará, al igual que tus pagos. O puedes convertirlo a una póliza permanente, o contratar otra póliza a término*.

*Comprobantes de evaluación médica, puede tener plazos renovables, aumentará conforme envejezca.

¿Qué es el seguro de vida permanente?

El seguro de permanente es el tipo más popular de seguro de vida con valor en efectivo. Incluye las siguientes pólizas de Catholic Financial Life (CFL): Pólizas de Vida permanente, Vida útil, Prima única de por vida y Vida útil 20. Difiere del seguro de vida a término en dos cosas importantes:

  1. Tú no escoges el plazo de tu póliza, sino que dura toda la vida. Mientras estés al corriente en el pago de tus primas, estarás cubierto en caso de que algo te ocurra. Ofrece protección durante toda la vida, y acumula un valor en efectivo.
  2. Incluye un componente separado de ahorro, del que puedes pedir préstamos o que puedes retirar. Tu valor en efectivo puede aumentar el beneficio por fallecimiento, o puede darte acceso a beneficios adicionales en vida.

Por estas dos diferencias, la prima es más alta; el seguro de vida permanente es más caro que el seguro a término. Desde un punto de vista de seguros, eso se debe a que las primas deben cubrir una mayor probabilidad de que la póliza se pague.

¿Cómo funciona el seguro de vida permanente?

El seguro de vida permanente tiene dos componentes: el beneficio por fallecimiento y el valor en efectivo.

El beneficio por fallecimiento (una cantidad de dinero predeterminada) es la parte de seguro de vida de la póliza. Mientras pagues las primas, tus beneficiarios recibirán el beneficio por fallecimiento en caso de que mueras.

El valor en efectivo son los ahorros de la póliza. Cuando pagas tus primas, un porcentaje se deposita en un ahorro que genera intereses y crece con el tiempo, con impuestos diferidos.

Esto puede ponerse complicado, así que recuerda lo siguiente cuando busques un seguro de vida permanente:

Cuando fallezcas, tus beneficiarios no recibirán el componente de valor en efectivo, solamente el beneficio por fallecimiento.

Hay tres maneras de obtener el valor en efectivo de tu póliza de vida permanente:

  1. Rescatar la póliza y cobrar tu valor en efectivo, usualmente con el pago de una comisión o multa, y pierdes el beneficio por fallecimiento. Además, si rescatas tu póliza demasiado pronto, en los primeros 10 años, usualmente no recibirás más que las primas que pagaste.
  2. Puedes retirar dinero exento de impuestos*.
  3. Puedes pedir préstamos usando la póliza como garantía. Puedes pedir un préstamo por el valor en efectivo de la póliza, pero tendrás que pagar intereses. Si falleces antes de devolver el préstamo, el importe del préstamo, más los intereses que debas, se restarán del beneficio por fallecimiento.

* Esos retiros afectarán al rendimiento de la póliza y reducirán el beneficio por fallecimiento.

Recursos para ti

5 recomendaciones para personas de 20 a 30 años de edad

En el libro electrónico GRATUITO de Catholic Financial Life encontrarás recomendaciones para reducir las deudas de tus tarjetas de crédito, hacer un presupuesto, ahorrar, invertir, alquilar vs. comprar, y mucho más...

Descargar

Instrucciones para mis seres queridos

Nunca es demasiado pronto para planear el futuro. Este libro de trabajo ofrece instrucciones valiosas para tu familia en caso de que ocurra lo inimaginable.

Descargar

¿Cuánto seguro de vida necesito?
¿Cuánto necesito ahorrar para mi jubilación?
Calculadoras de comparación de créditos

Contáctenos

Me gustaría aprender más sobre los productos de seguro de vida de Catholic Financial Life.

Encontrar un consejero

Encontrar un consejero

Comienza hoy

Back To Top
X

Ahora estas ingresando a un sitio web de idiomas mixtos. Algunas secciones no están traducidas al español y seguirán estando en inglés.

Gracias

Continuar